Publicado en por Bombón Melón Admin

Bombón Melón

Bombón Melón es una marca mexicana de moda infantil, creación de Brenda Sulivan de Coppel, Yura López Montiel, Yura Armenta y diseñadores en 2017 detrás de un proyecto que apoyara personas y brinde alta confección en piezas originales. Buscando ser el destino premier de calidad y conciencia humanitaria en prendas infantiles, es garantía para los padres de familia que su hijo(a) vestirá una prenda única con telas de excelente manufactura especiales para los pequeños y se ofrece la confianza de que no verán a otro niño o niña vestidos igual. Nuestra meta es crear ropa que ellos quieran usar.

Fabricadas exclusivamente por el esfuerzo de madres solteras con condiciones de trabajo ejemplares y horarios adaptados para cuidar a sus hijos, con el acercamiento único de nuestro equipo de diseño en búsqueda incansable de nuevas tendencias. Se producirán colecciones anuales divididas en 2 temporadas ya disponibles y con envíos internacionalmente. 

Llevó más de un año ajustar los detalles de prueba y error para que Bombón Melón no fuera una marca más, sino todo un concepto de manufactura, industria, moda y un valor humanitario como motor de producción.


La Boutique Bombón Melón es sólo el lugar de venta, pero el concepto es fabricar ropa para niñas y niños privilegiando la moda y elegancia. Las prendas se confeccionan con diseño propio y un sistema de confección exclusiva de inventarios limitados.

Las tres emprendedoras encabezaron el emprendimiento de este proyecto y comenta que lo más noble de hacer estas prendas es el sentido social, “tratamos de contratar y dar prioridad a madres solteras, con hijos, que tuvieran necesidades, apoyándolas con trabajo, con horarios, no trabajando los sábados para que estuvieran con sus familias, con sus hijos”.




Las prendas se basan en modelos no repetibles y se distinguen por tener un rigor artesanal y finos acabados. Los acabados son hechos a mano con el esmero de “las niñas” (madres solteras trabajadoras).

Explica que sólo dos personas contratadas en la fábrica de Bombón Melón sabían el trabajo industrial y la alta costura, y el resto de las madres trabajadoras partieron de cero en una capacitación intensiva. 
Las prendas que ahora se exhiben en la boutique de Bombón Melón son el orgullo de la creatividad y el agradecimiento de madres productivas. Después de conocer los resultados dice sentirse satisfecha de haberlas hecho especialistas en moda y alta costura.

Encontraron la forma de equilibrar la producción con la calidad y la satisfacción del cliente. Comenta que para que todos estos factores respalden la etiqueta, se debe hacer un estricto control de calidad en las prendas.